Origen Una Voce Internacional
/por

Los inicios de Una Voce Internacional

Incluso antes de que entrara en vigor la Instrucción Inter Œcumenici de septiembre de 1964, que establecía los primeros cambios en la Misa, una de sus disposiciones había causado considerable inquietud. El artículo 57 estipulaba que los cantos de la Misa podían cantarse en lengua vulgar, incluidos los del ordinario: el Kyrie, el Gloria, el Credo, el Sanctus y el Agnus Dei. Esta nueva disposición contradecía la Constitución Conciliar sobre la Liturgia, que había establecido: “El uso de la lengua latina, salvo derecho especial, se conservará en los ritos latinos” (S.C., § 36).